¡Seguimos navegando con viento a favor!

La presentación del libro Mujer y escritura: 35 autoras argentinas de hoy fue un suceso vital

por Redacción Fundación La Balandra

El pasado lunes 24 de octubre celebramos la presentación del libro Mujer y escritura: 35 autoras argentinas de hoy, compilado por las escritoras Gwendolyn Díaz-Ridgeway y Claudia Ferradas, en un evento en vivo en la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. La Fundación La Balandra organizó el evento, junto al Centro PEN Argentina, del que formaron parte las escritoras Luisa Valenzuela, Ana María Shua y Esther Cross. Una acción que también nos permitió acercar nuevos beneficios a sus socias y socios,  y seguir aportando espacios para el desarrollo de la narrativa y sus hacedores.

A sala llena, con más de 120 personas en el auditorio Jorge Luis Borges, de la Biblioteca Nacional, la Fundación La Balandra y el Centro PEN Argentina celebró el lanzamiento del libro Mujer y escritura: 35 autoras argentinas de hoy, compilado por las escritoras Gwendolyn Díaz-Ridgeway y Claudia Ferradas, el pasado lunes 24 de octubre. Una acción que nos enorgullece no solo por la posibilidad de abrir nuevos diálogos sobre el panorama actual de la producción literaria de las escritoras argentinas, sino también por la posibilidad de generar un espacio para promover la riqueza de sus obras y el acto de escribir.

El evento dio inicio con la presentación del escritor Gabriel Seisdedos, presidente del Centro PEN Argentina, quien junto a Carlos Costa, nuestro fundador y presidente, agradeció la presencia de quienes nos acompañaron para celebrar la literatura latinoamericana.

Luego, la editora del libro Mujer y escritura: 35 autoras argentinas de hoy, Gwendolyn Díaz Ridgewey, agradeció a las dos instituciones por su apoyo y agregó:

En 2007 publiqué el libro Mujer y poder en la literatura, ese libro salió cuando todavía era un momento difícil para la mujer publicar y también más difícil que salga en los medios. (…) Quince años después, ya en 2022, la cosa ha cambiado mucho, estamos hablando de un boom de escritoras latinoamericanas, las autoras argentinas tienen un lugar privilegiado. Esta antología no podría ser publicada en mejor momento.

La siguiente oradora fue Claudia Ferradás, co-editora de Mujer y escritura: 35 autoras argentinas de hoy, quien se mostró muy emocionada con el lanzamiento del libro al leer en vivo un fragmento del ensayo de Selva Almada y el poema “Las chicas de Cushamen” escrito por Liliana Ancalao en lengua mapuche como representación de los pueblos originarios. Claudia Ferradas también mencionó:

Ha sido un viaje largo, conocí a una colega que me llevó de la mano en la literatura argentina, los que me conocen saben que toda mi trayectoria académica es anglófona, así que para mí también fue todo un descubrimiento. Gracias a Gwen, a PEN, a la Balandra, a todas las escritoras que han trabajado con nosotras, que han leído con paciencia en estos dos años de idas y venidas que tuvimos, y que han hecho de este volumen la maravilla que es.

Luego, se abrió la charla en la mesa conformada por las escritoras: Luisa Valenzuela, Ana María Shua y Esther Cross, partícipes del libro Mujer y escritura: 35 autoras argentinas de hoy, quienes también aportaron su grano de arena para dar a conocer la obra:

 

Luisa Valenzuela

Le agradezco mucho a todas, todos, todes. Yo diría a todes solamente porque el lenguaje inclusivo me gusta, me parece una reivindicación, creo que es una importante reivindicación y me interesa también un trabajo de la literatura que busca equivalentes neutros para decir cosas que antes se decían siempre en masculino, es un lenguaje que nos incluye.

A mi me tocó de alguna manera medio extraña refundar PEN Argentina, que ya no es más un Club sino un Centro, es un observatorio por la libertad de la palabra. Pero algo en lo que fui visionaria en 2014, al asumir la presidencia, fue decir que es por la libertad y la responsabilidad de la palabra. Yo no creo, y creo que ninguno de ustedes cree, que la libertad puede ser cualquier cosa sin asumir la responsabilidad de la libertad del otro, del cosmos, de la tierra y la Pachamama.

Me interesa mucho la escritura de las mujeres, el tema que nos convoca hoy, porque es una reivindicación, es un re-asumir aquello que fue nuestro en algún momento como es el lenguaje que se nos fue expropiado, que nos deja sumidos en los sótanos de la palabra, en los áticos.

Ahora tenemos este libro maravilloso, para mi es un libro que, por suerte, no me responde nada sino que trae más elementos de reflexión y trae más posibilidades. (…) Uno escribe para entenderse, para tratar de indagar dentro de lo que se propone. (…) El Mañana habla de estas mujeres que se reúnen en un banco porque deciden conciliar un encuentro privado, pero las detienen y las acusan de terroristas, y las mantienen silenciadas. Creo que empieza toda una indagación sobre qué encontraron en el lenguaje para ser tan peligrosas, pareciera que nada, pero pensándolo bien y leyendo esta antología, nos damos cuenta que es un peligro la palabra en manos de las mujeres, y por eso lo aplaudimos y por eso lo celebramos tanto. Por peligrosas.

 

Ana María Shua

En Argentina tenemos una larga y fuerte tradición de mujeres escritoras, porque no es que ahora las mujeres empezamos a sobresalir como escritoras en la Argentina y que antes estábamos silenciadas, cuando me inicié como lectora en los 60 ya había en ese momento muchas mujeres que escribían muy bien, que vendían mucho y que eran muy famosas y muy importantes. Es cierto que no conseguían traspasar la barrera de los círculos de prestigio, eran mujeres que vendían mucho, tenían presencia en medios y eran exitosas, y no tenían el lugar que les correspondía en la Academia, pero hoy tampoco lo tienen, hoy hay que seguir peleando por eso.

Este libro Mujer y escritura es un libro lindísimo, realmente lo leí y lo disfruté. Este libro no necesita presentación, la presentación perfecta podría ser simplemente leer la lista de las autoras que han escrito estos textos

Cada texto fue transportado hasta aquí y en ese movimiento fue también transformado. Transportado y transformado. Transformado en el sentido que quedó entrelazado y ligado a otros textos, resignificado y abierto a nuevos registros. En esta nueva interrelación entre autoras y géneros cada uno de estos elementos ha cambiado. Mujer y escritura, entonces, creo que es una maravilla por dos razones: primero, por la calidad y el valor de cada una de las piezas que lo conforman; y segundo por su biodiversidad y por su interrelación. Este libro tiene ensayos, relatos de ficción, entrevistas, cuentos, poemas, relatos de no ficción, fragmentos de novelas, entre otras especies. Solo tenemos que pensar en ejes como generación de género, en estilo y generación geográfica para entender muy rápidamente dónde estamos parados en relación al abundante espectro de este libro. La pluralidad que tiene es tan basta como concreta y minuciosa, no se puede reducir, no se puede simplificar y en este sentido considero que Mujer y escritura es una aparición estrictamente necesaria porque en su pluralidad no sólo nos permite volver a interrogar categorías como el género y el estilo, sino el de mujer o escritura como suceso vital.

En términos geográficos, culturales y étnicos tenemos un abanico de autoras de todo el país y entran también, y bienvenidas sean, las autoras que escriben en lenguas de nuestros pueblos originarios. En este mapa o radiografía de procesos escriturales, uno de los sucesos más recientes que plantea Díaz es la transformación de la estética que, poco a poco, fue desarticulando las reglas establecidas de creación literaria y de género y fusionándolas entre sí para tomar formas más plásticas, más anfibias sin ajustarse a restricciones estructurales tradicionales. Desde su heterogeneidad, Mujer y escritura presenta un centro muy claro que es la escritura misma, el acto de escribir. La exploración de los límites compositivos, la inspiración en los conflictos, la génesis de las ideas, el proceso de construcción, el sentido específico y vital que cada uno encuentra en su propio trabajo y el desafío de limitaciones de cada contexto. Esta antología no solo nos presenta una diversidad enorme de especies literarias sino que nos permite explorar dentro de cada una y desde allí acercarnos a una idea plural y muy profunda de lo que significa escribir.

 

Esther Cross

Las preguntas de Gwen para mi fueron iluminadoras porque en su preguntar yo pude entender lo que me estaba pasando, y cuando después leí las entrevistas que ella hacía a otras escritoras, una forma de conocer, no personalmente, pero de conocer lo que pasaba, y creo que hay un dar en la escritura, es una idea muy linda de la escritora Mariana Dimópulos que dice que ella ve la escritura como un dar y creo que las antologías tienen que ver con un dar. Así que creo que eso es una primera celebración.

Creo que esta antología es una fiesta, y en esta antología no solo encontramos a las escritoras que están escribiendo en distintos géneros, pero creo que es muy importante encontrar a la poesía sonando en sincro con la narrativa.

Encontramos al movimiento Ni Una Menos en el texto de Mariana Carbajal que vive el Ni Una Menos con esto de yo te creo hermana, emparejado con el ensayo también, tantos géneros distintos escribiéndose a la vez. Además, hay muchas escritoras que no escribieron en la antología, pero están presentes convocadas por otras escritoras: Luisa misma, en su cuento, está dialogando con otra escritora. En un solo cuento, como es el cuento de Flaminia Ocampo habla de Silvina Ocampo, de Alejandra Ocampo, Alejandra Pizarniky, de Elvira Orphée quien es su mamá. En otro de los cuentos, el de Alicia Dujovne Ortiz, el texto menciona a María Granata, que es una escritora que hace mucho tiempo que no se habla. Hay muchos cuentos que están hablando de otras escritoras. Ahí hay otro dar, cuando me refiero al dar por supuesto no me estoy refiriendo a la caridad, sino que tiene que ver con este entusiasmo, con este querer comunicarse de la literatura y esto es lo que tienen las antologías que es una invitación a leer, es leer textos que tienen otros sentidos que ya hemos leído, pero además son puertas que se abren.

Podés ver la presentación completa del libro Mujer y Escritura: 35 autoras argentinas de hoy, o revivir la experiencia, desde nuestro canal de YouTube, haciendo clic acá. Si aún no te has suscripto, te invitamos hacerlo haciendo clic en la “Campanita” para que te lleguen las notificaciones de todas nuestras novedades audiovisuales. Además, si deseas comprar un ejemplar para sumar a tu biblioteca, hacé clic acá.

Para finalizar, queremos agradecer a quienes se sumaron al evento, al Centro PEN Argentina, por renovar la confianza depositada en nosotros, y en especial a nuestras socias y socios que se hicieron presentes para celebrar el nacimiento de esta nueva obra y quienes, además, recibieron un ejemplar de la obra como obsequio.

¡Te esperamos en nuestras próximas actividades, navegante!

Abrir chat
Hola, ¿En que te puedo ayudar?
Hola 👋 soy colaborador de Fundación La Balandra 😊 Mi nombre es Milton. ¿En qué te puedo ayudar?